por

+ + + The Mentor + + +

Escrito 08 de enero 1986

 

Otro fue arrestado hoy, está en todos los periódicos. “Joven arrestado en Escándalo por Delitos Informáticos”, “Hacker arrestado tras romper la seguridad de un banco” …

 

Malditos críos. Son todos iguales.

 

Pero tú, en tu psicología de tres partes y tecnocerebro de 1950, has observado alguna vez tras los ojos de un hacker? ¿Te has preguntado qué lo mueve, qué fuerzas lo formaron, lo que lo puede haber moldeado?

 

Soy un hacker, entra en mi mundo …

 

El mío es un mundo que comienza en la escuela … Soy más inteligente que la mayoría de los otros niños, esa basura que ellos nos enseñan me aburre …

 

Maldito bajo rendimiento. Son todos iguales.

 

Estoy en la escuela primaria o secundaria. He escuchado a los profesores explicar por decimoquinta vez como reducir una fracción. Yo lo entiendo. “No, Srta. Smith, no puedo mostrar mi trabajo. Lo hice de cabeza …”

 

Maldito crío. Probablemente lo copió. Son todos iguales.

 

Hice un descubrimiento hoy. Me encontré con un ordenador. Espera un segundo, esto es genial. Hace lo que quiere. Si comete un error, es porque me equivoqué. No porque no le guste … O se sienta amenazado por mi .. O piense que soy un tío listo .. O no le guste enseñar y no debiera estar aquí …

 

Maldito crío. Todo lo que hace es jugar. Son todos iguales.

 

Y entonces sucedió … una puerta abierta a un mundo … corriendo a través de la línea telefónica como la heroína a través de las venas de un adicto, un pulso electrónico es enviado, un refugio para las incompetencias del día a día es buscado … un tablero se encuentra. “Esto es … aquí es donde yo pertenezco …” Conozco a todos aquí … incluso si nunca los hubiera conocido, nunca hablé con ellos, nunca vuelva a oír de ellos otra vez … Sé de todos vosotros …

 

Maldito crío. Lo conectó a la línea de teléfono de nuevo. Son todos iguales …

 

Puedes apostar tu culo a que todos somos iguales … hemos sido alimentados con alimentos para bebés en la escuela, cuando estábamos hambrientos de carne … los trozos de carne que Vosotros dejaron escapar estaban masticados y sin sabor. Nosotros hemos sido dominados por sádicos, o ignorados por los apáticos. Los pocos que tenían algo que enseñarnos encontraron alumnos complacientes, pero esos pocos son como gotas de agua en el desierto.

 

Este es nuestro mundo ahora … el mundo de los electrones y los interruptores, de la belleza del baudio. Hacemos uso de un servicio ya existente sin pagar por lo que podría haber sido más barato si no fuese dirigido por glotones hambrientos de ganancias, y nos llamáis criminales. Exploramos … y nos llamáis criminales. Buscamos ampliar nuestros conocimientos … y nos llamáis criminales. No diferenciamos el color de la piel, sin nacionalidad, sin prejuicios religiosos … y nos llamáis criminales. Vosotros construisteis bombas atómicas, hacéis la guerra, Vosotros asesinasteis, engañáis, y nos mentís, tratando de hacernos creer que es por nuestro propio bien, pero nosotros somos los criminales.

 

Sí, soy un criminal. Mi delito es la curiosidad. Mi delito es juzgar a las personas por lo que dicen y piensan, no lo que parecen. Mi crimen es ser más inteligente, algo que nunca se me perdonará.

 

Soy un hacker, y este es mi manifiesto. Podéis detenerme a mí, pero no podéis detenernos a todos … después de todo, somos todos iguales.

Comments are closed.