Agonda es un sitio muy bonito, aunque un poco solitario, más bien demasiado solitario, de manera que voy a tener que aceptarlo e intentar aprovecharlo al máximo. El móbil de Magdalena tampoco funciona, ya que es Airtel también, y aquí no hay cobertura, con lo que si me la encuentro por aquí bien, y si no también.

En una pequeña meditación de esta mañana, he comprendido que la vida es otro sueño solo que algo más complejo y detallado que los sueños própiamente dichos (hasta aquí nada nuevo), pero que, y aquí viene lo nuevo, al igual que en los sueños todo lo que ocurre tiene un significado. Y no me refiero al misticismo de que todo tiene una razón de ser y un motivo, algo también bastante obvio si pensamos en el principio de “causa-efecto”, sinó más bien un significado al estilo de Freud, o sea, que las situaciones ocurridas en los sueños reflejan nuestro subconsciente y lo que nos pasa en “la vida real” refleja nuestro consciente y la gracia está, cual psicoanalistas própios, en descifrar ése significado y sacarle el jugo a cada situación y así entender un poco el porqué de ésta, lo cual nos hace aceptarla de una manera más positiva y abierta.

Sé que cuesta un poco de entender el concepto y que me explico bastante mal, pero son cosas muy difíciles de plasmar en palabras, así que si os interesa el tema, os invito a meditar.

No hay mucho más que contar, al menos por ahora, así que os dejo con las fotos.

Un abrazo y hasta la próxima.

Comments are closed.