Este es mi segundo día. Algo más descansado aunque todavía me queda sueño por recuperar. En unas pocas horas me han pasado ya algunas cosas. Mi flamante mobil de 15 euros todavía no ha sido estrenado ya que la tarjeta SIM no está activada, pero vendrá el chico de la compañía para arreglarlo (o eso dice).

La temperatura ahora sí es de mi agrado, pero oscila mucho ya que durante el día suele llegar a los 30ºC y baja hasta los 19-20 por la noche.

Por la mañana he salido a dar un paseo, a explorar un poco y … que fuerte, me han intentado secuestrar. x’D

Resulta que en la esquina de una calle cerca del hotel, había los típicos conductores de rickshaw y uno de ellos se puso pesado así que le dije que volvería en una hora. Mientras tanto, fuí a ver si encontraba el bar donde pincha Sasha. Sin éxito, volví a ver si veía al conductor con la intención de que me llevase al mercado de bangalore. No confiaba mucho ya en el tipo ya que me ofreció una vuelta de una hora por diez rupees, demasiado barato. A todo esto, en el camino ligué x’D Se me acercó un chico y me comenzó a hablar, un poco tímido, haciendo preguntas típicas, que si de donde era, que si era la primera vez que venía a la India… Más tarde empezó a preguntarme si tenía novia y porqué no la tenía y luego ya directamente, entre tartamudeos, me preguntó si era “open minded” y qué diría si un chico me propusiese tener sexo con él x’D Yo le dije que me sentía alabado, pero que es una cuestión de gustos, le dí las gracias y nos encontramos (por suerte, dado lo embarazoso de la situación) con el conductor y me despedí de él. Le dije al conductor que haría un trato con él, que en lugar de darle diez, le daría 50 rupias por una hora si no intentaba timarme, pero que si lo hacía, no se llevaría nada. El tipo parecía conforme y contento, así que me acompaña a su “rickshaw”. No cabía en mi asombro cuando ví un minivagon con los cristales tintados del cuál sacó la llave… que mal rollo me entró x’D Le dije que cambié de idea y me piré aunque el tío me fué persiguiendo unos metros y luego se cansó. Realmente no puedo asegurar que mequisiera secuestrar, pero la situación tenía muy mala pinta y el tío ya me había preguntado si viajaba sólo y tal, así que mejor, mientras no me funcione el mobil y tenga apuntado el número de la policía local mejor no subirme a ningún vehículo. En el mejor de los casos, podría haber acabado en algún sítio completamente distinto del que le pedí, donde haya alguna tienda de algún colega suyo que intentase timarme (algo muy normal aquí), pero en el peor, acabaría recibiendo una paliza de unos cuantos hindúes y completamente pelado, así que mejor no arriesgarme.

Me gustaría ir a los jardines botánicos y al mercado, pero lo dicho, esperaré a tener el mobil funcionando. Mientras tanto, intentaré que no me entre mal rollo por la cantidad de gente que pide pasta o intenta venderme cosas ya que no todo el mundo es así. De vez en cuando os encontraréis en algún bar o restaurante algún tipo que amablemente os dará conversación e indicaciones, completamente desinteresadamente (incluso no aceptarán ningún tipo de propina) y esto, la verdad hace ilusión y compensa mucho lo otro.

Si alguna vez venís a la India, tened claro una cosa, podéis confiar en los dueños y personal de los restaurantes y bares de turistas, ya que no se arriesgarán a tratar con la poli por un pollo con un turista (la poli aquí es muy béstia, salta a la vista) y evidentemente la mala fama que eso les puede llevar. Pero desconfiad absolutamente de cualquier persona que os aborde por la calle, ya que al no tener ninguna referéncia, la poli no podrá hacer nada por ayudaros, y ya os he comentado los posibles casos que se pueden dar al meterte en un rickshaw u otro vehículo y si lo hacéis, siempre tened el número de la poli local a mano y apuntad la matrícula del vehículo.

De momento tengo que decidir todavía que voy a hacer con el resto de mis vacaciones, ya que kerala es muy caro según dice todo el mundo (y la guía) así que intentaré comprar el viaje en una agéncia que recomienda la lonely planet mañana, con el hotel ya y todo, y si no me mola, avión de vuelta y para Goa, que al menos ya me la conozco y los précios son más asequibles.

Un abrazo a todos y hasta la próxima.

One thought on “Segundo día

  1. Hola,

    Vaya aventurillas, y sólo llevas 48 horas en la India!! Más que en Bangalore parece que estés en el Chicago de Lucky Lucciano… ;-)Creo que eso es lo malo de ser “guiri”, aunque tu sepas mimetizarte muy bien… Por lo que cuentas (y lo que he leído en la guía Marco Polo, que no he devuelto, jeje), me da la impresión de que las calles tienen que estar llenas de gente y que hay mucho jaleo, y sol…SOL!!! Aquí hace un frío que pela. No dejes de escribir, que está muy chulo. XXX

Comments are closed.