Al fin he conseguido decidirme a abrir el mac mini, ya cansado de tener encima del armario los 512 megas de memoria RAM que me regaló Gerardo amablemente cuando actualizó su Mac ^_^ (Gracias Gerardo ;-*)

Y es que no podía ser otro día que hoy, el 25 de Mayo. Día mundial del orgullo friki. Mientras lo hago compruebo que abrir un mac (aun siendo menos meritorio por haber expirado ya la garantía) sigue dando ese canguele de siempre. Más aún, después de consultar una web que no recuerdo que hablaba de que es imposible abrirlo sin rayarlo, dañarlo irreparablemente y provocar el armagedón.

Bueno, ni que decir que nada de esto, tal como descubrí gracias al todopoderoso youtube que se sienta a la derecha del padre.

Una espatula bien ancha comprada en una ferretería, un destornillador philips de cabezal bastante pequeño y ya está (a pesar de que eché de menos unas pinzas de electrónica).

Aquí os dejo unas fotos de la hazaña.

Comments are closed.